Caballo de Pura Raza Española

Caballo de Pura Raza Española

Córdoba, Capital Mundial del Caballo Español

Caballo de Pura Raza Española

"Córdoba, ciudad madre de los mejores caballos del mundo...", Cervantes, "El Quijote".

Si hay una ciudad que por historia y prestigio deba ser considerada como una auténtica capital cultural del caballo en España, esta no puede ser otra que Córdoba.

A lo largo de las diferentes etapas históricas por las que ha pasado Córdoba y su provincia, el caballo siempre ha sido un elemento fundamental de nuestra cultura. De "Corduba" capital de la provincia Bética de la Hispania Romana, eran los famosos y aclamados caballos que triunfaban en el mismísimo Coliseo Romano según las crónicas del momento. Célebres fueron las yeguadas de los Califas Omeyas cuyos animales pastaban en la falda de la Ciudad califal de Medina Azahara, hoy Patrimonio de la Humanidad, como célebres también fueron los legendarios caballos "Guzmanes" y "Valenzuelas" del reino cristiano de Córdoba.

En Córdoba también tuvo lugar uno de los grandes acontecimientos mundiales relacionados con el caballo como fue la construcción de las Caballerizas Reales de Córdoba y cómo en ellas se gestó un caballo de leyenda: El caballo de Pura Raza Española. Y esta génesis del caballo español estuvo dirigida por un cordobés, D. Diego López de Haro, el cual durante más de 30 años dirigió las que son consideradas las cuadras más antiguas de occidente.

Las cuadras del Palacio de Versalles fueron construidas por Luis XIV, el Rey Sol, bajo la inspiración de nuestras Caballerizas Reales de Córdoba y de aquí partieron los primeros caballos con lo que se creó otro gran icono mundial del caballo como es la Escuela Española de Equitación de Viena.

La tradición ecuestre en Córdoba hizo que la Reina Isabel II decidiese que esta ciudad acogiese una de las tres escuelas de veterinaria promovidas durante su reinado y fruto de aquello hoy la Facultad de Veterinaria de Córdoba es una de las más prestigiosas de Europa especialista en el caballo.

A este hito histórico le siguió la creación de la Yeguada Nacional ubicada en el Palacio de Moratalla (Hornachuelos), antecesora de la que hoy es la Yeguada Militar de España y cuyos animales estuvieron pastando en esas dehesas hasta más allá del siglo XX. También otro ilustre cordobés estuvo al frente de la Yeguada Nacional, D. Rafael Castejón, sin duda uno de los mayores hipólogos que ha dado nuestro país.

En Moratalla estuvo ubicado el primer campo de polo construido en España y en Turruñuelos uno de los primeros hipódromos nacionales.

Extracto del libro "Córdoba y el Caballo, pasado, presente y futuro".

Por todo ello los cordobeses tienen predilección por tan noble animal al que consideran su 5º Patrimonio de la Humanidad.