Casa Palacio Bandolero

Casa Palacio Bandolero

Casa Palacio Bandolero

INFORMACIÓN DE INTERÉS

Salones 7 salones y 2 patios exteriores: Patio Central con capacidad para 100 pax, Patio de la Mezquita - 300 pax, Salón Arco - 60 pax, Salón Toneles - 240 pax, Salón Ruedas - 180 pax, Salón Cortijo - 30 pax, El Gabinete - 12 pax, Salón de los Reposteros - 38 pax y Salón de los Tapices - 22 pax
Capacidad

950 personas (550 interior y 400 exterior)

Precio Medio por cubierto

15 - 25 euros

Días de descanso Ninguno

 

 

El restaurante Casa Palacio Bandolero se encuentra enclavado en pleno corazón de Córdoba, frente a la Mezquita-Catedral de Córdoba, en un entorno declarado Patrimonio de la Humanidad. Su nombre decimonónico corresponde a la época del romanticismo andaluz, y es el resultado de la restauración y mantenimiento de un conjunto arquitectónico especialmente protegido de gran raigambre cordobesa. La casa conserva tanto la estructura romana como los diversos elementos arquitectónicos de sus sucesivas transformaciones. Permite la degustación de su esmerada carta, así como la organización de eventos en sus siete salones privados y sus dos magníficos patios cordobeses. La capacidad interior del restaurante es de hasta 550 comensales y de hasta 350 comensales en sus dos patios.

Cuenta con una Sacristía donde se puede degustar una copa de fino venenciada de sus toneles de vino fino de Montilla-Moriles, y una amplia taberna donde degustar los mejores platos cordobeses.

Los fogones de Casa Palacio Bandolero disponen de un excelente plantel de buenos cocineros conocedores de la cocina ancestral cordobesa que encierra las esencias de la culinaria andaluza. Las carnes rojas del Valle de los Pedroches, el aceite de oliva virgen o los vinos de las campiñas y el Valle del Guadalquivir, la tradición árabe se observa en el gusto por las mezclas agridulces, la utilización de verduras para componer infinidad de platos o los postres basados en la tradición andalusí, son algunas señas de identidad de su cocina. Todos los platos de la carta están basados en la tradición de la cocina cordobesa que recoge la herencia culinaria de romanos, árabes, judíos y cristianos; recetas tradicionales sin dejar de lado el arte de la innovación.

Algunos de sus platos más selectos son el Gazpacho Blanco con Uvas Verdes, Reinetas y Pasas, o su Salmorejo Cordobés con Guarnición de Huevos de Codorniz y Taquitos de Jamón Ibérico. También lo son la Ensalada de Bacalao y Naranjas con Piquillos al Hojiblanca Virgen, las Alcachofas al vino de Moriles y las Berenjenas a la Crema con productos del Mar.