Casa del Judío

Casa del Judío

La Casa del Judío

Frente al Museo Arqueológico, con fachada a la calle Horno del Cristo, se levanta una casa solariega restaurada por los arquitectos Félix Hernández y Rafael Manzano, fruto en realidad de la fusión de la casa solariega de Medinaceli con la de Casas Altas y unidas por hermosos patios. Esta casa es una de las más bellas mansiones de la ciudad y posee dos fachadas de diferentes magnitudes: la principal da a la calle Rey Heredia; la secundaria forma parte de la plaza de Jerónimo Páez, frente al palacio de los Páez de Castillejo, que hoy alberga el Museo Arqueológico.

La casa es conocida popularmente como Casa del Judío, por su ser su último propietario, el empresario judío francés, de origen sefardí, Elie J. Nahmias, quien, desde que llegó a esta población hasta que murió, fue apasionado amante de la ciudad. El Ayuntamiento de Córdoba le ha dedicado la plaza situada detrás de (no frente a) la casa, al final de la Cuesta de Pero Mato, frente a la Plaza Jerónimo Páez.

Casa del Judío (Córdoba - España)