Alhakem II

Alhakem II

Alhakem II

Alhakem, hijo del primer califa del occidente musulmán, nació en la época de máximo esplendor cordobés. Rubio, de ojos oscuros y naturaleza delicada, su corto gobierno estuvo lleno de sabiduría. En el año 961 ocupa el trono. Desde ese mismo momento, las ofensivas cristianas, la erradicación del alcohol y la búsqueda de un heredero ocuparon su vida. Sin embargo, en los momentos de descanso, gustaba el califa de encerrarse en su biblioteca. Era ésta una de las más completas de la península. Su interés por el culto de la mente era tal, que abrió en la ciudad más de veinte escuelas para niños pobres. Su ampliación de la Mezquita es una de las más bellas construcciones europeas ya que, al igual que su padre, no escatimó en materiales para su construcción. En el año 976 muere este gran califa erudito.